Influenza

El virus de la influenza es una de las principales causas de enfermedad respiratoria aguda en todos los grupos de edad, sobre todo en la época invernal. Sin embargo, la influenza afecta más severamente en los años extremos de la vida. Las tasas de infección más altas ocurren durante la infancia, pero las tasas de casos graves y mortalidad debido a la influenza tienen su punto más alto entre los adultos mayores de 65 años de edad. Cerca del 80% de las muertes relacionadas con la influenza ocurren en personas mayores de 65 años.

La vacuna contra la influenza de GlaxoSmithKline, cumple con los requisitos estipulados por la Organización Mundial de la Salud para producción anual de vacuna contra la influenza, ya que favorece la producción de anticuerpos o defensas contra la enfermedad y tiene un buen perfil de reactogenicidad, es decir, no causa molestias en general usándose en todo el mundo para vacunar niños, adultos y ancianos.

Adicionalmente, como parte del compromiso de la compañía de proveer vacunas y medicamentos antivirales que ayuden a los gobiernos y organizaciones internacionales a combatir pandemias, GlaxoSmithKline ha puesto en marcha un programa internacional de pruebas clínicas contra el virus de la gripe aviar en seres humanos.

Éste incluye el desarrollo de dos vacunas: la primera elaborada con un aditivo clásico que busca mejorar la respuesta de inmunidad en humanos, y la segunda, que incluye un aditivo nuevo para incrementar la dotación de vacunas en caso de una pandemia, al reducir la cantidad de antígenos.

A través de estos estudios realizados en Alemania y Bélgica, se analiza la capacidad de dichas vacunas para generar anticuerpos que protejan al organismo frente al virus H5N1, además de los posibles efectos secundarios.

People in winter